Una historia de esperanza de
Sri Lanka

Llamado a la familia, la comunidad y la participación

La doctrina social católica nos guía en nuestras vidas y trabajos. En este principio, Llamado a la familia, la comunidad y la participación , recordamos que el ser humano es ser social por naturaleza-nos necesitamos mutuamente. Nosotros, al igual que los primeros discípulos, estamos llamados a unirnos y crecer como comunidad, ya sea que esa comunidad esté en nuestra aula, lugar de trabajo o en la familia.

Un encuentro con Christyan

Christyan DhathCroos es de una aldea agrícola en Sri Lanka, pero pasó la mitad de su vida en la India. Él y su familia huyeron ahí durante la guerra civil de Sri Lanka. Él tenía solo 14 años cuando se fueron. Cuando regresó a su tierra natal 16 años después, Christyan tenía 30 años y la parcela familiar estaba en ruinas. Él y su padre encontraron sus campos cubiertos de árboles y llenos de rocas. Ahora, con una esposa y una familia para mantener, Christyan necesitaba ayuda.

Para un refugiado, regresar a casa después de tantos años puede ser un desafío. Es por eso que CRS está ayudando a Christyan y otros como él a reconstruir sus vidas. Eso significa ayudar a despejar las secciones de tierras de cultivo demasiado grandes y garantizar que esas parcelas tengan acceso al agua. Christyan ahora está cultivando arroz, calabaza y maníes. Gracias a la ayuda de CRS, Christyan puede darle a su familia cosas que él nunca tuvo.

Cosas como una educación. Debido a que su familia siempre huía de la violencia durante la guerra, Christyan nunca terminó la escuela. “Quiero asegurarme que mis tres hijos reciban una educación”, dice. “Ese es mi sueño. Nadie en nuestra familia ha terminado su educación, pero sé que mis hijos lo harán”.

El sueño de Christyan se está haciendo realidad. Con las ganancias de la parcela de la familia, Christyan puede enviar a su hijo de 4 años, Godwin, a una escuela preescolar católica privada. Para Christyan, vale la pena el dinero para ayudar a Godwin a lograr su sueño de convertirse en científico. Y no hay dudas de los padres de Godwin o de la Hermana que dirige la escuela de Godwin de que logrará su sueño.

Christyan no solo está enseñando a su familia que pueden lograr sus sueños con la ayuda de una buena educación–también se está asegurando de que comprendan la importancia de ayudar a los demás. “Cuando no teníamos nada, CRS vino y nos ayudó, y ahora tenemos lo que necesitamos. Deberíamos ayudar a otros también”.

Comparte el viaje: Si los refugiados pueden regresar a sus hogares, a menudo deben reconstruir lo que ha sido destruido de sus vidas. Es por eso que necesitan apoyo para comenzar de nuevo.

Haz clic aquí para descargar e imprimir esta historia.