Historia de Cuaresma:
Sueños para el mañana

Dignidad del trabajo y los derechos de los trabajadores

La doctrina social católica nos guía en nuestras vidas y trabajos. En este principio, Dignidad del trabajo y los derechos de los trabajadores, recordamos que Jesús pasó años trabajando como carpintero. El trabajo es importante ya que ayuda a las personas a expresar sus talentos y potencial. Las personas deben recibir un salario justo por el trabajo que hacen, para que puedan mantenerse a sí mismos y a sus familias.

Todos – tú, tus padres, tus amigos – tienen sueños para su futuro. Cada una de las niñas también tiene sueños. Quieren aprender más y conseguir trabajo para poder ayudar a sus familias.

 

Trinh será diferente a mí. Quiero que sea completamente educada y que no abandone la escuela. Será difícil para nosotros en casa, pero estoy preparada para trabajar y hacer realidad los sueños de Trinh.”
Tiene, madre de Trinh

Trinh sueña con ser médica. “Quiero ser médica para ayudar a pacientes pobres”, dice Trinh. “Cuando mi padre tenga dolor, quiero curarlo”.

Ella sabe que si quiere lograr su sueño, deberá asistir a la universidad. Los padres de Trinh están listos para ayudarla a llegar allí. “Trinh será diferente a mí”, dice su madre, Tien. “Quiero que sea completamente educada y que no abandone la escuela. Será difícil para nosotros en casa, pero estoy preparada para trabajar y hacer realidad los sueños de Trinh”.

María Ana también quiere ayudar a las personas; Ella quiere ser enfermera. Para hacer esto, necesitará más educación y capacitación más allá de las oportunidades disponibles en su comunidad.

Ella ya se está preparando. Varias veces a la semana, viaja dos horas a la ciudad más cercana donde gana dinero limpiando casas. También tiene mucho cuidado de ahorrar dinero y gastarlo solo en lo que sea necesario.

María Ana se siente llamada a ayudar a las personas a estar saludables, especialmente a los niños que ve en su comunidad que sufren de desnutrición y falta de higiene adecuada.

“Quiero que mi familia se sienta orgullosa”, dice ella. “Y quiero ayudar a mi familia a seguir adelante”.

¿E Yvone? Ella quiere ser estilista para ganar dinero y ayudar a su familia. Sueña con algún día poder comprar un automóvil y llevar a su familia en coche, para que no tengan que caminar largas distancias.

TA través de CRS, estamos ayudando a las tres niñas, y a sus familias, a alcanzar sus sueños.

 

REFLEXIONA

¿Cuáles son tus esperanzas y sueños para el futuro? ¿Qué necesitarás hacer para lograr esos sueños?

Jesús nos llama a cada uno a usar nuestros dones y talentos al servicio de los demás. ¿Con qué dones y talentos has sido bendecido? ¿Cómo podrías usar tus dones para ayudar a otras personas?

DONAR