Cómo practicar la Cuaresma

La Cuaresma es nuestro tiempo de preparación.

¿Qué es la Cuaresma? Un viaje de 40 días de oración, ayuno y donativos, un viaje que se extiende desde el Miércoles de Ceniza hasta la Semana Santa, culminando en la gran celebración de la Pascua. Como católicos, los pilares espirituales de la oración, el ayuno y los donativos nos ayudan a reflexionar diariamente sobre nuestras propias vidas a medida que nos esforzamos por profundizar nuestra relación con Dios y nuestro prójimo—sin importar en qué parte del mundo pueda vivir ese prójimo.

¿A qué debo renunciar durante la Cuaresma?

El Catecismo invita a los católicos a abstenerse de comer carne los viernes durante la Cuaresma. Preparar comidas sin carne—como las que recolectamos de países de todo el mundo—es una excelente actividad de Cuaresma para familias, ¡ofreciendo una experiencia de solidaridad global sin tener que salir de la cocina! Además de los viernes sin carne, los católicos también están invitados a ofrecer sacrificios diarios. Al renunciar a pequeñas cosas—café, dulces y más—dejamos espacio para que Dios actúe en nuestras vidas de nuevas maneras y tengamos la oportunidad de dar el dinero que ahorramos a los más necesitados.

Los donativos de Cuaresma cambian vidas

Nuestros donativos tienen el poder de transformar el mundo. Durante la Cuaresma, Plato de Arroz de CRS te invita a reflexionar sobre algunas de las vidas que se han cambiado a través de los donativos de Cuaresma. Lee historias de Honduras, Vietnam, y Kenia—y asegúrate de reflexionar con tu familia utilizando nuestros recursos de Cuaresma para las familias.

Únete a nosotros.