fe. acción. resultados.

MATERIALES:

Parroquias Escuelas

Guatemala

El programa de educación comunitaria de Catholic Relief Services en Guatemala, Nuyatalil Woklena o “Mis derechos son importantes” en español alienta a las familias para proteger el derecho de los niños a la educación, la recreación y el desarrollo.

Yuvi, de 13 años de edad, quiere llegar a ser enfermera o psicóloga algún día. Gracias al programa de CRS “Mis derechos son importantes”, ella es capaz de perseguir sus objetivos y centrarse en sus estudios primero, y después en el trabajo.

Mira el relato

ENFOQUE DE LA DOCTRINA SOCIAL CATOLICA:

Derechos y deberes

Toda persona tiene derechos y deberes básicos que se derivan directamente de nuestra dignidad humana. Estos derechos son numerosos e incluyen el derecho a la vida, la alimentación, la vivienda, la educación y el empleo, así como los derechos políticos y culturales. Junto con estos derechos se encuentran los deberes y las obligaciones de respetar los derechos de los demás y trabajar por el bien común de todos.

La historia de Yuvi

Para muchos niños en Guatemala, trabajar para ganar dinero es considerado más importante que la tarea, los deportes y el tiempo con los amigos. Muchos padres se ven obligados a elegir entre enviar a sus hijos a la escuela y darles suficiente para comer. Algunos niños tienen que trabajar, incluso realizando trabajos peligrosos, para ayudar a sus familias a ganar suficiente dinero.

Yuvilis “Yuvi” Pu, de 13 años de edad, se encontraba trabajando en un negocio de confección de ropa para ayudar a sus padres alimentar a su familia de siete. Cada día después de la escuela, ella llegaba a casa a una larga lista de tareas y a menudo pasaba horas entregando playeras a través de su pueblo.

Tantas tareas significaban que Yuvi no tenía tiempo ni energía para estudiar o hacer la tarea, actividades que sabía que necesitaba hacer para lograr su sueño de algún día convertirse en médico. Catholic Relief Services está trabajando para mantener a los niños como Yuvi en la escuela a través del programa “Mis derechos son importantes”.

El objetivo de CRS es enseñar a las familias la importancia de la educación y los peligros de enviar a los niños a trabajar. CRS visita a las familias en casa, coordina eventos comunitarios, e incluso comparte información a través de anuncios publicitarios en la radio.

Los padres a menudo no saben que tanto trabajo es perjudicial para sus hijos. “Antes de CRS, no me daba cuenta que lo que le pedía a mis hijos hacer era trabajo duro y peligroso”, dijo Miguel, el padre de Yuvi. Gracias al programa “Mis derechos son importantes”, más padres entienden que cuando los niños permanecen centrados en el aprendizaje, podrán conseguir un trabajo que pagará bien cuando sean grandes.

Ahora, cuando Yuvi llega a casa de la escuela, la tarea es lo primero en su lista de quehaceres. Cuando Yuvi comience la escuela secundaria el año que viene, será la primera de su familia en hacerlo. Es un logro que hace que Miguel, que nunca terminó la escuela primaria, se sienta orgulloso.

Datos Relevantes:

  • Muchos niños guatemaltecos no tienen acceso a la educación. Para aquellos que son capaces de asistir a la escuela, el trabajo a menudo se interpone en el camino de sus estudios académicos. El tiempo promedio de escolaridad de las personas que viven en la pobreza extrema es de tres años y un año y medio para aquellos que viven en las zonas rurales.
  • El programa “Mis derechos son importantes” trabaja con los maestros para hacer de la experiencia del aprendizaje una más gratificante de manera que reconozcan la rica herencia cultural de los alumnos. Se recomienda a los maestros utilizar las creencias indígenas locales y las prácticas en materia de derechos humanos, las obligaciones, las prácticas de ayuda mutua comunitaria y las relaciones de género para informar su plan de estudios. La integración de estos valores culturales ayuda a los niños a desarrollar un sentido de identidad y construir su comunidad.