Opción por los pobres

La doctrina social católica nos guía en nuestras vidas y trabajos. En este principio, Opción por los pobres, Jesús nos dice que debemos cuidar de aquellos que más lo necesitan en el mundo. Él nos recuerda nuestro deber cristiano de dar voz a los que no son escuchados y ayudar a los que son más vulnerables.

Un encuentro con Alefa

Alefa es madre, abuela y agricultora. Ella provee para sus tres hijos, tres nietos y marido vendiendo sus cosechas. Si las cosechas fallan durante una de las temporadas de lluvia de Malawi—o en una sequía—su familia pasa hambre. Un año especialmente difícil, Alefa se vio obligada a vender parte de sus tierras para ganar lo suficiente para vivir.

Sabía que tenía que comenzar a plantar cultivos que pudieran soportar el clima cambiante de Malawi. Así que asistió a una feria de semillas patrocinada por CRS, donde los agricultores se reúnen para aprender sobre lo que es mejor sembrar para el próximo año y recibir vales para que puedan elegir las semillas y los suministros que necesitan. Además de arroz, Alefa compró semillas de maíz, col y tomate. De esta manera, ella puede seguir cultivando el arroz, pero también confía en que, incluso si su arroz falla, tendrá otros cultivos para vender.

“Esta cosecha proporcionará comida, refugio y educación para mi familia”, dice. En pocos meses, Alefa no sólo estará cultivando maíz—sino que ella estará cosechando esperanza.

Prueba nuestra receta de Malawi: Ujeni Ndwio.